phantasm-e1352133764792

por Pep Gimenez

Cuando uno revisa las grandes enciclopedias de la historia del cine, a la hora de hablar de terror y fantasía siempre se suelen mencionar los mismos importantes nombres: George A. Romero, Tobe Hooper, Wes Craven…Pero existen muchos más directores y autores que han hecho del género fantástico el mejor parque de atracciones del mundo: artesanos con personalidad propia que, nadando por las procelosas aguas de la serie B, han aterrorizado, divertido y fascinado a millones de espectadores. Desde los primeros años de existencia de aquello que llamamos Séptimo Arte, cineastas como William Castle, Roger Corman, Joe Dante, Dan O´Bannon o Fred Dekker han llenado las pantallas con historias que han conquistado la imaginación de varias generaciones; dentro de ese increíble grupo sobresale un director que ha sido capaz de asustarnos con un monstruo hecho de trozos de carne o hacer que Elvis luche contra una momia…

Gerardo Santos Bocero, colaborador de periódico La Voz de Almería en su blog “La Última Escena a La Izquierda”, nos propone en “Don Coscarelli. Phantasmas, Momias y Otras Bestias” (Tyrannosaurus Books, 2015) un viaje al asombroso universo del director de “Phantasma”: uno de los autores más importantes de la serie B cuyas obras son capaces de mirar cara a cara a clásicos como “Conan, El Barbaro” (John Milius, 1982) o crear mitos del cine de terror (El Hombre Alto). Pero, además, nos da las claves de una trayectoria cinematográfica que no ha empezado a ser reivindicada hasta que hemos podido disfrutar de una segunda edad de oro del cineasta, gracias a su aportación en la serie “Masters of Horror” o a su divertidísima “John Muere al Final”.

Leyendo el libro, uno se da cuenta de que Don Coscarelli tiene varias caras: está el chaval enamorado de “2001, Una Odisea en El Espacio” (Stanley Kubrick, 1968) que comenzó con dos películas imperfectas sobre la adolescencia, pero que supusieron un adelanto de las melancólicas comedias sobre la juventud (John Hughes, “Cuenta Conmigo” de Rob Reiner) que triunfaron en los 80. Y también nos encontramos con el hombre que se ha reinventado añadiéndole estupendas dosis de humor surrealista a historias ligadas a temas como la soledad (“Bubba Ho-Tep”) o la locura (“John Muere al Final”).

En medio de esas etapas, encontramos dos películas que han acabado convirtiéndose en clásicos indiscutibles de una forma de entender el género fantástico (pasión, terror y, sobre todo, diversión): “Phantasma” y “El Señor de Las Bestias” (1982), está ultima supuso la consolidación del resurgimiento de las películas de espadas y brujerías, que “Conan, El Barbaro” había iniciado. Aunque la cinta dirigida por Don Coscarelli siempre fue injustamente infravalorada a la hora de compararla con el éxito protagonizado por Arnold Schwarzenegger.

En “Don Coscarelli. Phantasmas, Momias y Otras Bestias” el autor también no señala aspectos temáticos y características que se repiten en la obra del creador de “Escuela de Supervivencia” (1988). Entre ellas destaca su empeño en hablar sobre la muerte enfocándolo desde distintos ángulos: nos enfrentamos al descubrimiento de lo frágil y efímera que puede resultar la vida en “Kenny & Company” (1076), pero también asistimos al aislamiento y abandono que uno puede sentir al enfrentarse a sus últimos años de vida (“Bubba Ho-Tep”). Por no hablar de su mayor éxito: El Hombre Alto con sus esferas y su funeraria (reconvertida en un portal a otro planeta) representan todo aquello que nos aterra cuando pensamos en la muerte.

Gerardo Santos Bocero consigue un retrato, y análisis, certero de una figura fundamental para entender el cine de género que se realiza desde finales de los 70; reivindicando, a su vez, una forma de contar historias que incluso, hoy en día, sigue más vigente que nunca: títulos como la neozelandesa “Housebound” (Gerard Johnstone, 2014), “Odd Thomas” (Stephen Sommers, 2013) o “Rare Exports” (Jalmari Helander, 2010) beben, directa o indirectamente, de los logros del director de “John Muere al Final”. No lo dudéis, si sois fans de la mejor serie B, “Don Coscarelli. Phantasmas, Momias y Otras Bestias” no puede faltar en vuestra Biblioteca Pop, ocupando un sitio al lado de obras como “Sesión Sangrienta” de Jason Zinoman (T & B Editores, 20122) o “Danza Macabra” de Stephen King (Valdemar, 2006).

3 Películas de Don Coscarelli que debes ver:

Phantasma (1979)

Puede que Jason Voorhes o Freddy Krueger sean más famosos…Pero El Hombre Alto es igual de terrorífico que ellos, así que ten cuidado si te encuentras con él o con unas de sus esferas mortíferas. Don Coscarelli creó uno de los clásicos del terror de serie B y, con el paso de los años, fue dando forma a una de las sagas más queridas por los aficionados al género fantástico. Pero esta primera entrega de las desventuras de Mike y Reggie sigue fascinando y asustándonos como el primer día.

Bubba Ho-Tep (2002)

Ya lo decía Andrés Calamaro: “Elvis está vivo”… Pero en realidad se encuentra recluido en una residencia de ancianos luchando contra una momia, y teniendo a un hombre de raza negra que se cree John F. Kennedy como único amigo. Don Coscarelli recuperó el favor de la crítica con la adaptación de un relato de Joe R. Lansdale: detrás del inagotable carisma de Bruce Campbell y del maravilloso sentido del humor que sobrevuela la cinta, nos encontramos con un melancólico relato de dos personas que deben afrontar sus últimos días de existencia… Mientras se enfrentan contra el mal.

John Muere al Final (2012)

Don Coscarelli te invita al viaje más alucinante que va a experimentar tu cerebro: solo necesitas un poco de “Salsa de Soja”, y podrás acompañar al pobre David Wong y al cachondo de John en sus luchas contra monstruos y demás amenazas. “John Muere al Final” es una frenética cinta que mezcla a H.P. Lovecraft con Stephen King y referencias Pop, pero también ha acabado convirtiéndose en uno de los últimos grandes ejemplos a la hora de combinar risas y sustos; la formula perfecta para crear una pequeña película de culto.

Anuncios