Sitcom_portada_def

por Pep Gimenez

Las sitcoms han estado acompañándote durante toda la vida, primera fueron esas series con sus familias perfectas, sus risas enlatadas y sus conservadoras moralejas al final de cada capítulo. Pero creciste y evolucionaste, y las series también: todos nos volvimos más cínicos (como George Constanza) o más bromistas (como Chandler Bing) y nos fuimos apartando, un poco, de la familia para centrarnos en nuestros amigos. Las sitcoms siempre han estado ahí, formando parte de nuestra cultura popular y reflejando, a través de la pantalla, un trocito distorsionado de nuestras costumbres, alegrías y manías.Lengua de Trapo acaba de publicar “Sitcom. La comedia en la sala de estar”, ensayo realizado por algunos de los periodistas culturales más importantes de nuestro país que supone, a su vez, un minucioso e interesante estudio sobre uno de los géneros fundamentales de la historia de la televisión. Bucear entre sus páginas te permite contemplar una serie de análisis que reconstruyen el mundo de las sitcoms mientras te van mostrando su evolución a lo largo de las décadas.

El primer bloque del libro está dedicado al espacio televisivo americano que se estableció entre la década de los 50 y los 80: en esta parte Jordi Costa disecciona inteligentemente el papel del padre de familia en la ficción (y su posterior desarrollo) a través de la figura de Dick Van Dyke y de composiciones artísticas, mientras que Concepción Carvajosa Virino reivindica el papel de la mujer en el universo de las sitcoms hablándonos de figuras tan importantes como Lucille Ball, Marlo Thomas (“That Girl”), Mary Tyler Moore o Susan Harris (“Maude”, “The Golden Girls”).

En la segunda parte el libro se centra en dos de los títulos más importantes de los 90: por un lado Carlos Pott analiza la importancia de “Seinfield”, serie sobre “nada” protagonizado por personas egoístas y horribles (como tú y yo) que fue de las primeras en dinamitar las convenciones de las sitcoms, y  por otro lado su opuesto “Friends” recibe un detallado estudio por parte de Manuel Guedán , que incide en como esta serie traza un recorrido hacia la madurez pasando por un nuevo paraíso post-adolescente.

En el último tramo del libro se habla de la revolución emprendida durante los últimos años dentro del terreno de la comedia televisiva, de esa forma periodistas y autores como Noel Ceballos, Guillermo Zapata o Lorena Iglesias diseccionan títulos que han acabado con la visión convencional, y genérica, que se tenía sobre las sitcoms. Desde “Padre de Familia” (y su fractura de la narración clásica, a base de gags sobre la cultura pop, que tanto molesta a los creadores de “South Park”) hasta “30 Rock” (y su capacidad para anticipar el humor ágil de los memes de internet) pasando por “Curb Your Enthusiam”, “Fleabag” o la versión británica de “The Office”.

En resumen “Sitcom. La comedia en la sala de estar” es un libro perfecto para ahondar en un tema, tan poco tratado en un nuestro país, como es la influencia e importancia cultural de las sitcoms, y constituye un buen programa doble con el excelente “Una risa nueva. Posthumor, parodias y otras mutaciones de la comedia” que también acaba de ser reeditado por Lengua de Trapo.

Anuncios