FLAMIN_GROOVIES_TEENAGE+HEAD-394159

por Pep Gimenez

Este domingo, 16 de junio, volverá al escenario del Loco Club una de las bandas fundamentales de los 60 y 70: los Flamin´Groovies supieron combinar en sus discos el garage más salvaje (herencia del espíritu beat de los primeros Rolling Stones o The Troggs) con un pop excelso que bebía del sonido Rickenbacker de los Byrds.

Con motivo de su visita hemos elegido cinco canciones fundamentales de su extraordinario repertorio:

Love Have Mercy (Supersnazz)

El debut del grupo liderado por Cyril Jordan y Roy loney es una jubilosa explosión repleta de histeria adolescente heredera de la energía de Chuck Berry y que, en su día, fue capaz de enamorar al mismísimo Lester Bangs. Y entre todos los temas que conforman el disco, vamos a destacar “Love Have Mercy”: pura reacción psicótica a lo Count Five que parece surgida del rincón más sórdido del Swinging London:

She´s Falling Apart (Flamingo)

En su segundo disco, “Flamingo” (Big Beat Records, 1970), podemos encontrar esta original pieza que nos remite a un pop con suave toques psicodélicos: “She´s Falling Apart” es una canción que no desentonaría en un disco de Love o Jefferson Airplane. Su melodía encajaría perfectamente en la banda sonora de una calurosa noche de verano, una que ocurre en una playa infinita donde solo existe la candidez y el misterio:

Have You Seen My Baby (Teenage Head)

Los Flamin´Groovies recogen el original de Randy Newman y le añaden toneladas de energía y frenesí, convirtiéndola, a su vez, en una de esas canciones de rock perfectas para animar cualquier concierto, fiesta, jolgorio o despiporre. Haz la prueba: solo es necesario poner “Teenage Head” (Big Beat Records, 1971) en el tocadiscos, y comenzar a sonar su melodía, para que todo el mundo mueva sus caderas y abrace el descontrol.

Yesterday´s Numbers (Teenage Head)

Otra muestra más, incluida en su disco “Teenage Head”, que demuestra que los Flamin´Groovies eran capaces de mirar cara a cara a los Rolling Stones: el grupo de Cyril Jordan y Roy Loney siempre ha poseído un inmenso talento para unir blues rock y melodías potentes, y “Yesterday´s Numbers” es uno de sus mejores ejemplos:

Shake Some Action (Shake Some Action)

El himno definitivo del power pop y el necesario puente entre “I´ll Feel a Whole Lot Better” de The Byrds y “Sparky´s Dream” de Teenage Fanclub…“Shake Some Action” es una de esas canciones que merecen estar en el Olimpo del pop, porque es la perfección hecha melodía y luminosidad:

Anuncios