Cub. Sticky Fingers.indd

por Pep Gimenez

De todas las revistas que han revolucionado la prensa musical y se han convertido en un modelo a seguir, posiblemente Rolling Stone sea uno de sus casos más paradigmáticos. Durante los 60 y 70 se erigió como imagen, y vaso comunicador, de la contracultura en los Estados Unidos: Bob Dylan, John Lennon, los movimientos sociales, su cada vez mayor apoyo al partido demócrata, las historias de Hunter S. Thompson…Todo cabía en sus páginas, y un hombre hizo posible todo eso…Para bien y para mal.

Se acaba de editar en nuestro país “Sticky Fingers. La vida y la época de Jann Wenner y la revista Rolling Stone” (Neo Person / Neo-Sounds), una biografía que repasa las vivencias del hombre que creó y convirtió a la revista Rolling Stone en un símbolo de la contracultura. Joe Hagan asume la valentía de sumergirse en las contradicciones de una persona que buscaba integrar en unas cuantas paginas periodismo musical de calidad, activismo social, y política, pero cuya mayor obsesión siempre fue estar rodeado de famosos y estrellas.

Hombre de múltiples caras, Jann Wenner siempre vivió con devoción todo lo relacionado con el mundo de rock, aunque eso no impidió que tuviera sus más y sus menos con algunos de sus ídolos (Bob Dylan, John Lennon, Mick Jagger…) o que dejará caer, en las páginas de su publicación, textos mordaces sobre varios artistas; un ejemplo de ello es la dura crítica que hizo el periodista Lester Bangs sobre el “Kick Out the Jams” de MC5 o la inquina que el editor le guardó a Paul Simon durante los primeros años de la publicación. El libro refleja perfectamente ese carácter tumultuoso y difícil que, sin embargo, fue fundamental para situar a Rolling Stone a la cabeza del nuevo periodismo surgido en los 70.

Rolling Stone fue el medio de comunicación perfecto para que se pudiera expresar toda una nueva generación de periodistas: Hunter S. Thompon fascinó con sus crónicas y su “Fear and Loathing in Las Vegas”, Tom Wolfe comenzó a despuntar con sus ácidos textos y sus trajes blancos, Cameron Crowe se convirtió en uno de los redactores más jóvenes en debutar en la revista…El autor recoge perfectamente la importancia de todos estos grandes escritores, y su relación de amor y oído con Jann Wenner.

Sin embargo son dos mujeres quienes cobran vital importancia en el relato de Rolling Stone: por un lado la fotógrafa Annie Leibovitz fue la responsable de crear algunas de las míticas portadas de la revista, y por otro lado Jane Wenner, quien fuera esposa del fundador, se descubre como una persona fascinante capaz de combinar fortaleza y dulzura, temperamento y debilidad….“Sitcky Fingers. La vida y la época de Jann Wenner y la revista Rolling Stone” es uno de los mejores libros publicados durante este 2018; gracias al excelente trabajo de traducción de Ainhoa Segura, uno puede adentrarse en las entrañas del periodismo musical que definió toda una época…Y que seguramente ya no va a volver.

Anuncios