portada_SMBM_noche_dia_WEB

por Guillermo Beltrán

“Noche y día” es el cuarto volumen publicado por ECC Ediciones que recopila la serie Superman/Batman, iniciada en octubre de 2003. Esta cabecera recogía historias auto-conclusivas, de uno o varios números, en las que se narraban las andanzas conjuntas del murciélago de Gotham y el Hombre de Acero. Estos episodios estaban empapados por un espíritu lúdico, en el que los conflictos no tendrían demasiada carga dramática, sino que apostaban por la aventura ligera repleta de acción y por rocambolescas e imaginativas situaciones que buscaban sorprender al lector. Los equipos creativos se iban turnando en cada arco argumental, con lo que la serie explora un amplio abanico de recursos gráficos y narrativos que profundizan y acrecientan la diversidad de cada una de las hazañas protagonizadas por los héroes. Así pues, en este tomo encontraremos guiones firmados por Dan Abnett, Andy Lanning, Joey Casey o Joshua Willamson, entre otros, a los que acompañarán los lápices de artistas como Francis Manapul, Joe Quinones, Kelley Jones o Rafael Albuquerque.

El tomo abre fuego con la historia “Nanópolis”; aquí, el Bromista, un villano muy conocido de Superman, logra reducir al héroe a tamaño molecular gracias a un rayo reductor. A esa escala, el tiempo se acelera exponencialmente, de modo que Batman deberá encontrar a Superman y traerlo de vuelta, antes de que se agoten sus poderes y pierda la vida. Lo que el enmascarado se encontrará cuando reduzca su cuerpo es de lo más sorprendente, un mundo completamente nuevo, lleno de peligros inimaginables de tamaño atómico, en el que la raza de los Nanómadas lucha por sobrevivir ante el ataque de unos nanobots que intentan esclavizarlos. El trabajo del dibujante Whilce Portacio destaca por lo imaginativo y espectacular de su recreación de este universo microscópico, regalándonos unos impresionantes escenarios que rayan en lo sobrenatural y unos atractivos diseños, tanto para los Nanómadas como para los robots a los que se enfrentan. Esta es una historia con acción y aventura a raudales donde la diversión está garantizada y supone un buen arranque para el recopilatorio. Le sigue “Amalgama” otro relato especialmente original en el que Batman y Superman se encontraran de repente en un escenario que les resulta familiar, pero que no coincide con lo que conocen; las ciudades de Gotham y Metrópolis se han fusionado en una sola, dando como resultado la urbe llamada Gothampolis. Pero esto no será lo único que haya cambiado, los habitantes de este misterioso universo también resultan de la unión de los villanos y héroes tradicionales de DC. Así, nos encontramos con los Titanes de la Justicia, un equipo formado por Hawk Beast, Star Canary, Aquaborg o Night Lantern, que se enfrentan a adversarios como DoomStroke, Jimmy Dos Caras, BrainyCat, Lana Quinn o Lex Joker. Sólo nuestra pareja protagonista son conscientes de que este no es el mundo original y harán todo lo posible para encontrar la forma de salir de esa abracadabrante realidad. Esta narración es un derroche de originalidad que sorprende al lector con cada nuevo personaje que aparece, aumentando el deseo de descubrir cuál será la próxima composición que desfile ante nuestros ojos.

A continuación nos encontramos con una serie de historias cortas que sirven un poco de transición hasta el siguiente arco largo. En primer lugar tenemos “Compañeros”, una divertida narración protagonizada por Supergirl y el Robin encarnado por Tim Drake, que nos muestra el origen de su amistad. Después tenemos el capítulo que da nombre al volumen, “Noche y día” donde nos muestran un futuro terrible en el que el gorila Grodd ha conseguido hacerse con el poder gracias al control mental que ejerce sobre todos los habitantes del planeta. Superman ha sido expulsado de la tierra debido a que el villano ha saturado la atmósfera de vapor de kriptonita, así que la única esperanza recae en un Batman exiliado en las cloacas y que evade como puede las capacidades psíquicas del primate. Posiblemente, esta es la historia más oscura del tomo y también una de las más interesantes, ya que nos muestra a nuestros héroes contra las cuerdas; una situación desesperada de la que sólo podrán escapar utilizando su inteligencia. Además, tenemos el fantástico dibujo de Albuquerque, que consigue la ambientación perfecta para llenar la narración de una atmósfera densa y aterradora. La siguiente aventura se titula “Dulces sueños” y, siguiendo un poco la tónica de mostrarnos escenarios alternativos de episodios anteriores, nos enseña las pesadillas que padecen el Joker, Lex Luthor, Batman y Superman tras ser víctimas del gas del miedo del Espantapájaros. Si bien esta número no puede presumir de la originalidad e intensidad del resto que componen este recopilatorio, el trabajo de los diferentes artistas que representan cada una de las ensoñaciones sí que consigue que el relato cobre cierto interés, al mostrarnos con sus diversos estilos las particularidades y los miedos de cada personaje. La terna de historias cortas acaba con “La noche de la cura”, una entretenida narración en la que vemos como Solomon Grundy, tras perder la vida en el evento “La noche más oscura”, vuelve a la vida gracias a la acción de uno de los anillos negros que pudimos ver en aquella historia. Las ansias de venganza y destrucción de Grundy, se verán contrapuestas por Bizarro y Man-Bat, quienes toman el papel de nuestros protagonistas habituales, y por los agentes de S.H.A.D.E., Frankenstein y la Novia. Este es un capítulo lleno de acción y espectaculares peleas, pero que su mayor interés radica en el retrato psicológico de los protagonistas; mientras Bizarro intenta encajar en un mundo que lo rechaza por su aspecto y busca un amigo con quien poder conectar, el doctor Kirk Langstrom intenta desesperadamente encontrar una cura que le libre de convertirse definitivamente en Man-Bat antes de perder el atisbo de humanidad que le queda.

“El gran acontecimiento” es el arco que cierta este volumen y lo hace por todo lo alto. Aquí vemos como hace milenios la flota kryptoniana se enfrenta en el espacio contra una horda de terroristas alienígenas que quieren apoderarse de una nave de última tecnología. El fragor de la batalla hace que los delincuentes escapen con su botín viajando en el tiempo y el espacio, para acabar varados tras la Luna en pleno siglo XXI. Cuando Batman y Superman encuentran la nave, únicamente uno de los alienígenas ha logrado sobrevivir al viaje, pero pretende sigue empeñado en continuar la guerra de su pueblo con los habitantes de Krypton, aunque se trate de una batalla con un miembro por bando. Esta premisa permite al guionista Joe Casey y al dibujante Ardian Syaf, desarrollar un relato trepidante en el que nuestra pareja de héroes deberán atravesar las más peliagudas dificultades, a la vez que nos regalan estupendas viñetas que plasman a la perfección la grandiosidad y espectacularidad del espacio exterior. Un broche de oro para un volumen de calidad muy notable, y que supone una muesca más en el encomiable empeño de ECC por recuperar en un formato de buena calidad esta amplia etapa de una de las series más disfrutables de la Distinguida Competencia. Además, puesto que se trata de aventuras cerradas, estos tomos suponen una oportunidad inmejorable para adentrarse en los personajes sin atarse a sagas anteriores, ni continuidades previas que dificulten su lectura y comprensión.

Anuncios