linda-ramone-joey-ramone-ss03

por Pep Gimenez

Guitarras sonando a toda velocidad, melodías infeccionas que se quedan pegadas a tu cerebro, corazones rotos, desamor, cerveza, pizzas, hamburguesas, cine de terror y serie b, veranos sin fin, playas, surf, canciones de menos de dos minutos creadas para disfrutar y hacer del mundo un lugar mucho mejor…El punk pop representa todo eso y mucho más, por esa razón vamos a rendirle un homenaje con una selección de temas IM-PRES-CIN-DI-BLES del género. Aunque es verdad que faltan muchos grupos importantes (Hard-Ons, Shonen knife, Frogger, Saves the Day, The Lillingtons, The Manges, Sum 41, The Mr T. Experience, Nofx, Baby Horror, Bum, Sugus…), las 35 canciones incluidas en este artículo son maravillas sonoras que no deben faltar en tu colección de discos. Así que pilla una chupa de cuero y tus zapatillas Converse, porque nos vamos de viaje…De Nueva York a Madrid pasando por California, Vigo o Castellón:

*En orden cronológico

Ramones – Oh Oh I Love Her So (1977)

Seamos claros: el punk pop (al igual que su hermano más brutote el punk rock) fue inventado, y perfeccionado, por los Ramones. Ellos recogieron el legado melódico de la cultura bubblegum y le añadieron velocidad, pelis de terror y una cuantas gotas de necesaria confusión adolescente. El resultado fue el nacimiento de un nuevo género y un montón de himnos imperecederos: “Blitzkrieg Bop”, “Sheena is a Punk Rocker”, “Rock´n´Roll High School”…Para esta selección hemos elegido un “Oh Oh I Love Her So”, que no es tan conocido como los temas antes mencionados, pero en su interior lleva el ADN musical que ha influenciado a millones de bandas:

Buzzcocks – Love You More (1978)

Los de Manchester fueron de los pocos, dentro del punk inglés, que comprendieron la verdadera esencia de los Ramones: melodías + velocidad + diversión + dilemas amorosos. Y a esa fórmula perfecta le añadieron un toque de power pop que convirtió a Buzzcocks en el mejor grupo de la época a la hora de facturar singles; dentro de ese terreno fueron imbatibles. Por ejemplo tenemos “Love You More”, o como estar perdidamente enamorado mientras haces un pogo:

Los Nikis – Ernesto (1981)

¡Aquí llegan los Ramones de Algete!, ellos son los responsables de que el punk pop naciera en nuestra país y se convirtiera en una fuerte escena musical con multitud de excelentes bandas: Hermanos Sancheski, F.A.N.T.A., Depressing Claim, Viernes 13, La Amenaza Amarilla…Todos ellos son hijos bastardos del surrealista sentido del humor que emana de canciones como “Ernesto”, spanish psycho killer y lanzador de macetas…“Me ha dicho que su próximo objetivo vas a ser tú”.

Misfits – Astro Zombies (1982)

¡Cine de terror y punk pop!, los Ramones fueron los primeros en añadir referencias a pelis de género y serie B, pero son los Misfits quienes lo convirtieron en todo un arte, y de paso, crearon un nuevo género musical: el horror punk. Su disco, “Walk Among Us” (Ruby Records), sigue siendo uno trabajo imprescindible para todo aquel que ame el rock, los zombies, los marcianos, las chicas en bikini, y, en definitiva,  aquellas cosas que hacen de nuestras aburridas vidas algo más divertido:

Descendents – Marriage (1982)

Descendents cogieron la fuerza del hardcore califoniano y le añadieron romanticismo y sentimiento geek. El resultado fue un primer disco y una canción que se convirtieron en una gran influencia para formaciones como Offspring o Blink-182. Desde Fahrenheit 77 te recomendamos que, si quieres enamorar a una punk rock girl grabando una cinta recopilatoria, no puede faltar “Marriage”, el más romántico escupitajo sonoro que Cupido ha echado a nuestras caras:

Siniestro total – Menea el bullarengue (1984)

La grandeza de Siniestro Total va más de allá de géneros musicales, pero han sido fundamentales para multitud de grupos de nuestro país. Sin ellos sería imposible comprender el discurso musical, y sentido del humor, de bandas como Airbag o Psyho Loosers. Además, los gallegos tienen el honor de haber facturado el mejor videoclip que sucede en una barra del bar: “Menea el Bullarengue”, anarco punk que cita a La Marsellesa, Smoke on the Water, el Himno de Riego…

Aerolíneas Federales – Soy una punk (1986)

El proyecto pop de Miguel Costas (Siniestro Total) hizo que pudiéramos disfrutar de nuestros propios Rezillos: como el grupo escocés, Aerolíneas Federales combinaban melodías adictivas con letras que escondían un perverso y divertido sentido del humor. La esencia naif de “Soy un Punk” también los acerca a The Runaways o a grandes damas de la new wave (Tracey Ullman, Nikki Corvette).

Green Day – One of My Lies (1992)

La joya de la corona de Lookout Records. Antes de convertirse en el referente punk de la década gracias a “Dookie” (Reprise Records, 1994), y de liarse con operas rock, Billie Joe Armstrong y los suyos fueron los grandes herederos del sonido Buzzcocks. “Kerplunk!” sigue siendo su mejor disco: en realidad suena igual de refrescante, nervioso y furioso que el primer día (“2.000 Light Years Away”, “Who Wrote Holden Coulfield”, “One of my Lies”).

The Queers – Fuck the World (1993)

¡Que se j**a el mundo, yo solo quiero estar contigo esta noche! Romanticismo punk creado por una de las bandas más importantes de revival punk pop de los 90. El grupo liderado por Joe King recogió la herencia ramone y la actualizó en plena época de depresión grunge; gracias a grupos como The Queers nos salvamos del mesiánico aburrimiento de la generación X.

Depressing Claim – Amor y venganza (1995)

En mitad de los 90 Castellón se convirtió en la capital española del punk, gracias, sobre todo, al buen trabajo de No Tomorrow records. Entre los grupos que grabaron para la discográfica encontramos a unos Depressing Claim que eran capaces de ofrecer potentes píldoras de sonido punk rock, pero llenas de dulces historias sobre desilusiones y venganzas sentimentales:

Shock Treatment – Sueño de verano (1995)

Los otros grandes representantes del sonido punk rock en Castellón, Shock Treatment, dejaron para la posteridad grandes discos como “Punk Party” (No Tomorrow Records), un trabajo capaz de mirar de tú a tú a cualquier joya californiana de la época, y además con temazos como su versión de “Sueño de verano” (original de Depressing Claim) tocada a velocidad de vértigo:

Riverdales – She´s Gonna Break Your Heart (1995)

Ben Weasel, es junto con Joe King y Bille Joe Armstrong, una de las figuras más importantes de la escena punk pop noventera. Su facilidad para crear contundentes, y adictivas, melodías ha sido fundamental para que proyectos como Riverdales hayan destacado;  este “She´s Gonna Break Your Heart” irradia energía y desesperación amorosa al más puro estilo Archie Comics.

The Muffs – Sad Tomorrow (1995)

Dentro del movimiento Riot Grrrl, Kim Shattuck siempre apostó por emparejar su vozarrón punk (el mejor grito de los 90) con una cierta luminosidad pop. Y es que The Muffs te hacen bailar salvajes pogos mientras no paras de pensar en tu ex, una increíble cualidad que muy pocos grupos son capaces de ofrecer, y que llega a la cima artística absoluta con la vibrante “Sad Tomorrow”:

Los Vegetales – Zona Negativa (1996)

Esta fiesta es una mierda, yo me quedo en la Zona Negativa, la quinta dimensión, un mundo mejor…El mayor grupo de culto que ha dado el punk pop patrio (hasta hace poco no se editó su único disco de estudio), creó el himno definitivo para quedarse en casa, cabreado y refunfuñando. Todo un caramelo musical de dulce envoltorio y amargo contenido:

Screeching Weasel – Cool Kids (1996)

En Fahrenheit 77 también somos fans del otro gran grupo de Ben Weasel: Screeching Weasel, punk rock desde Chicago con un montón de temazos (“Hey Suburbia”, “Kamala´s too nice”, “Stupid Over You”) aunque nosotros hemos elegido “Cool Kids”, una debilidad personal que nos encanta por ese teclado chiflado que se adueña de la canción.

Screeching Weasel – Cool Kids from Nick Perrone on Vimeo.

Parasites – Top Secret (1996)

Descritos como los Beatles del punk pop, Parasites siempre tuvieron la mirada puesta en los 60 a la hora de manufacturar su acelerado power pop de corazones rotos. Tienen la fuerza de los Ramones pero su sensibilidad melódica, comparada con otros compañeros de generación, los acerca al legado de clásicos de la talla de The Who o The Kinks.

Weezer – You Gave Your Love to Me Softly (1996)

Digámoslo bien claro: la banda de Rivers Cuomo es una influencia esencial para todo el punk pop que ha ido apareciendo desde finales de los 90. Todos los grupos tienen alguna copia de sus dos primeros discos (“Blue Album” y “Pinkerton”), pero la canción que acerca a Weezer al sonido Lookout es este “You Gave Your Love to Me Softly” aparecido en la banda sonora de la comedia “Angus”, y cuya urgencia melódica desprende un vitalismo, y desconcierto vital, propios de esa época tan fascinante y difícil como es la adolescencia.

DDT – Nadie la puede parar (1999)

Grupo fundamental del punk pop español, no solo por la gran calidad de sus temas, sino porque también fue una de las bandas que sirvieron de puente entre dos generaciones, la de mediados de los 90 capitaneada por Frogger, Fast Food o Shock Treatment, y la que se consolidó en el nuevo siglo (Airbag, The Rivelles, F.A.N.T.A.). Su debut “Fumígate” (Rompeolas), contiene la genial “Nadie la puede parar”, cuya letra incluye a una salvaje, y alocada, chica que no para de meter en problemas al pobre protagonista de la canción.

*Al final no hemos podido encontrar ningún vídeo de “Nadie la puede parar”, perdonad las molestias. Os dejamos con “Yo solo bebo DYC” que es igual de cojonuda:

Blink-182 – All the Small Things (1999)

A finales de los 90 la palabras “punk pop” cambiaron de posición y millones de adolescentes recibieron con entusiasmo el pop punk de Sum 41, Bowling for Soup o Simple Plan. A pesar de ser hijos generacionales de Green Day, en realidad estos grupos recuperaron el espíritu chicletero de la edad dorada del power pop. Un single perfecto  como “All the Small Things” de Blink-182 está más cercano, en cuanto a sonido, a The Romantics o The Knack que a Offspring; y es que, en el fondo, los chicos solo quieren diversión.

Airbag – Prefiero la playa (2000)

Desde Estepona Airbag han conquistado la escena musical patria convirtiéndose en el actual grupo de referencia a la hora de hablar de punk pop. Desde su primer disco, “Mondo Cretino” (Wild Punk Records) se ha ido formado una sólida comunidad de fans que, en todos sus conciertos, siempre están dispuestos a berrear en coro las letras y estribillos de “Cómics y posters”, “La bomba de neutrones” o “Big Acuarium”, mientras se lanzan flotadores unos a otros. Y es que Airbag es mucho más que una de las mejores bandas actuales, es, en realidad, un estado permanente de felicidad que te invade al escuchar temones como “Prefiero la playa”. A veces Rockaway Beach está mucho más cerca de Málaga de lo que nosotros pensamos.

Nerf Herder – New Wave Girl (2002)

Querida Cindy Lauper: ¿Te acuerdas de Nerf Herder?, se hicieron famosos por poner la sintonía a “Buffy Cazavampiros”, la serie de nuestra vida, y fueron los primeros en colocar referencias a la cultura geek en estupendas canciones de punk pop. Además, en su repertorio, tienen “New Wave Girl”, una carta de amor a las chicas de la nueva ola y la Mtv, porque ¿para qué me sirve la vida real si puedo soñar contigo?. Eso me recuerda que aún no has contestado a ninguna de las 347 cartas que te he enviado a 1984, seguramente estarás muy ocupada grabando tu nuevo disco. P. D. I Love You.

No Picky – Fiesta en el cementerio (2002)

“Sábado de desmadre, toca No Picky en el Badulaque”, cantaban alegremente Airbag sobre sus hermanos mayores (también malagueños). No Picky fueron de las primeras formaciones en reivindicar la importancia de The Queers , Screeching Weasel o Bum, y por lo tanto merecen un sitio privilegiado en el Olimpo del punk más melódico. Además tienen grandes canciones como esta “Fiesta en el cementerio” que suena como si los Misfits se largaran de juerga por la costa de sol, y les diera por escribir su visión de lo que deber ser una bonita historia de amor:

The Spazzys – Hey Hey Baby (2004)

The Spazzys han resultado ser la versión australiana más encantadora, y la vez más enérgica, del sonido ramone, ¡si hasta le han dedicado una canción al (ejem) pelo de Marky Ramone!. Su vitalista mezcla de garage y power pop nos ha regalado canciones inmediatas  y refrescantes como, por ejemplo, este “Hey Hey Baby” que hereda la simpatía pop de Holly & The Italians o The Muffs:

Fast Food – Cuando suene Buddy Love (2008)

Clásicos de la escena punk estatal, que desgraciadamente se acaban de despedir de los escenarios. Sin embargo nos queda un legado importantísimo lleno de discazos (“Electric Romance”, “Sinfonía de Frustración”); además de la canción que un servidor considera una de la mejores composiciones pop que se han hecho en nuestro país: en un mundo más justo sería un himno generacional cantado por miles de jóvenes…“Y cuando suene Buddy Love, confesaré en tu oído, tan solo quiero estar contigo”.

The Leftovers – Get to Know You (2009)

Aparecieron de repente y conquistaron nuestro popero corazón. The Leftovers respondieron a la mítica pregunta: ¿Qué pasaría si los Rubinoos grabasen un disco en Lookout Records?; y el resultado fue un “Eager to Please” (Crappy / Oglio Records) que contiene todo lo que nos gusta en Fahrenheit 77. Desde power pop con unas cuantas gotas de Stiff Records (“Telephone Operator”) hasta ráfagas saltarinas de acelerada felicidad melódica (“Get to Know You”):

Teenage Bottlerocket – Skate or Die (2009)

¡Punk pop y skate!, dos mundos, que en realidad siempre han estado bastante conectados, un buen ejemplo es el impresionante himno que se marcaron Teenage Bottlerocket en el álbum “They Came From the Shadows” (Fat Wreck Chords). Cuando escuchas “Skate or Die” te entran ganas de pillar un monopatín y darlo todo, aunque un servidor no tenga ni idea; su melodía te llena de vitalidad, entusiasmo y ganas de aprovechar cada segundo de tu vida….Y por eso el punk pop es tan maravilloso.

The Rivelles – I Don´t Wanna Walk (2011)

Desde Appleton (Wisonsin) The Rivelles llegaron a nuestro país dispuestos a enseñarnos el modo de vida punk pop: canciones ultrarrápidas, guitarrazos que harían sonreír de felicidad al mismísimo Johnny Ramone, amoríos adolescentes y fiestas sin fin. La música de The Rivelles es igual de sabrosa que una buena hamburguesa americana con doble de queso y extra de tomate.

Los Reactivos – Esta canción la grabaremos en un directo en Japón (2012)

Entre los grupos que mantienen viva la llama del punk pop en Castellón, encontramos a Los Reactivos, secuela espiritual de Depressing Claim, que se marcaron con “Réquiem por un Icono Punk (R.I.P)” (582086 Records DK) una opera punk-rock mucho más divertida que las locuras de Green Day. Entre los temas tenemos “Esta canción la grabaremos en un directo en Japón” que se ríe de los topicazos que rodean a la estrellas de rock. Y ojo al cameo final de un famoso periodista y locutor de Radio 3:

Pantones – Da Doo Ron Ron (2012)

Desde hace un par de años Paty Critter, Any Pop y The Ant nos regalan impresionantes lecciones de punk pop de espíritu naif y alma de confeti: las luminosas canciones de los Pantones nos trasladan a un maravilloso universo donde los ramones son habituales estrellas invitadas en el Show de Scooby Doo y la serie de The Monkees tiene lugar en el CBGB. Su acelerada versión del “Da Doo Ron Ron” de The Crystals es capaz de arreglar tu aburrido día gris en la oficina. ¡Escúchala ya!

Psycho Loosers – Sangre, tetas y punk rock (2013)

Después de conseguir que Avril Lavigne les hiciera un beso negro, Psycho Loosers crearon el himno definitivo para todos los amantes del cine de terror y serie B. Es una canción para escuchar rodeados de viejos vhs de la Troma, cerveza de los pakis, trozos de pizzas, y posters de turgentes scream queens y héroes de kung fu. “Sangre, tetas y punk rock” es la revista 2.000 Maníacos convertida en frenético punk melódico, una oda a una forma única de sentir y vivir el cine.

F.A.N.T.A. – Rocket Racoon (la mascota psicópata) (2013)

Algo está pasando en la típica universidad norteamericana, ha sido cometido otro asesinato en el campus…Los barceloneses F.A.N.T. A. recuperaron el espíritu festivo-satírico de Los Nikis y compusieron un divertido homenaje – parodia – carta de amor al slasher, el género de terror favorito del punk pop (asesinos enmascarados, rubias virginales, drogas, alcohol y jóvenes pringados convertidos en potenciales víctimas por culpa de sus hormonas). ¡Quien iría a pensar que el tipo que hace de mascota, es un p***o psicópata!

Masked Intruder – The Most Beautiful Girl (2014)

Actualmente una de las mejores bandas de la escena; estos cuatros enmascarados de colorines combinan la inmediatez punk de los Descendents con el talento para la melodía propia de Weezer. Con solo dos discos y un par de eps Masked Intruder ya posee un repertorio de canciones a la misma altura que algunos clásicos del género, y es que muy pocos grupos son capaces de crear una canción tan emotiva y bonita como “The Most Beatiful Girl”: cuenta la leyenda que cada vez que suena esta canción dos desconocidos se enamoran a primera vista.

Waldorf Histeria – Bueno y qué (2014)

Vale, tu pareja te ha dejado porque eres un desastre, y llevas varios días alimentándote solo de comida basura y viendo documentales de Discovery Max, además odias tu trabajo aunque seguramente te despedirán en cualquier momento, y, por supuesto, tu familia piensa que has fracaso en la vida. ¡Pero alegra esa cara! Waldorf Histeria han creado la mejor canción para contentar a tu Buddy Bradley interior: vitalista y desesperante al mismo tiempo, como la vida misma, como tú apestosa y maravillosa vida.

Las Señorita Estrechas – Bailando en el Nueva Visión (2015)

No te dejes engañar por la lindas muchachas que aparecen en la portada, en realidad Las Señoritas Estrechas son cuatro muchachotes de Madrid que el año pasado parieron “Solo piensan en divertirse”, su impresionante debut publicado por Rufus Recordings. Y de entre todos sus estupendos temas destacamos “Bailando en el Nueva Visión”, todo un sincero homenaje al mítico garito madrileño:

The Gachises – El chico del videoclub (2016)

Primero cantaron a los cuatro vientos su amor por Miguel Costas, y ahora están enamoradas del chico del videoclub. Su “Vacaciones en Nibiru” (Warner Music Spain) es uno de los discos del 2016: refrescante y repleto de canciones adictivas que invitan al pogo y al baile desenfrenado. Así que haceos un favor y disfrutad de “El chico del videoclub,” una divertida historia de amor entre referencias cinematográficas y pelis de ciencia ficción:

Foto: Jenny Lens / Linda Ramone.

Anuncios