Flash_Avanzar-(1)

por Guillermo Beltrán

Tras la publicación en 2011 del evento Flashpoint, el Universo DC sufrió un reinicio que estableció un nuevo origen en la continuidad de sus principales cabeceras. Así, muchos personajes fueron recontados o renovados, poseyendo nuevos trasfondos, poderes y trajes, con la intención de volverlos más modernos y accesibles, a la vez que liberaban a los guionistas y a los nuevos lectores del peso de una linea temporal que se remontaba desde la década de los 30’s. Este nuevo status quo se denominó The New 52, en referencia a las 52 colecciones que fueron renovadas en aquel primer momento. De entre todos los nuevos títulos que iniciaron esta nueva etapa de la “Distinguida Competencia”, una de las que brillaban con más fuerza era la protagonizada por el velocista escarlata, recuperada ahora por ECC Ediciones en este Flash: Avanzar que recoge sus ocho primeros números. 

En esta nueva etapa, el dibujante Francis Manapul y el colorista Brian Bucellato, quienes ya se habían labrado una gran reputación gracias a la espectacularidad de su trabajo a los lápices, toman la difícil tarea de sustituir al gran Geoff Johns en la elaboración de los guiones; superando la prueba con nota. La pareja de guionistas nos muestran una realidad en la que Barry Allen, muerto en 1985 tras el evento “Crisis en Tierras Infinitas” y resucitado en 2008 en la serie limitada Flash: Renacimiento, vuelve a vestir la máscara de Flash. En este universo, los héroes han adquirido sus poderes cinco años atrás y en lugar de admiración, la opinión pública se muestra dividida y recelosa, en parte gracias a la escéptica campaña mediática liderada por la periodista Iris West, antaño interés romántico de Allen. En el arco argumental que cubren estos ocho primeros números, se abren ante Flash tres frentes de acción; por una parte, el regreso de Manuel, un antiguo compañero de estudios de Barry que, tras formar parte de un programa secreto del ejército, ha adquirido unas fastuosas cualidades de regeneración y recuperación orgánica y que ahora se ve perseguido por un regimiento de clones suyos. Mientras se van respondiendo las cuestiones que rodean la presencia de Manuel, el Capitán Frío lidera el motín y posterior huída de varios supervillanos de la prisión de Iron Heights. En la figura de Capitán Frío vemos dos rasgos que marcan los principales cambios de la nueva cabecera; en primer lugar, ya no necesita armas o artilugios, sino que es capaz de generar su poder de congelación de manera física; segundo, las motivaciones de los villanos ya no se limitan únicamente a atracar bancos o dominar el mundo, sino que adquieren nuevas dimensiones y capas emocionales, dotando a estos personajes de mayor profundidad y personalidad. Por último, vemos como Barry Allen causa estragos en la corriente espacio-temporal cuando hace un uso extremo de la “fuerza de la velocidad” lo que le lleva a tener que gestionar su energía al tiempo que explora nuevas manifestaciones de sus poderes. 

El desarrollo de la historia es muy fluida, alcanzando altas cotas de entretenimiento con un tono aventurero que le sienta de maravilla al personaje. Las escenas de acción son magníficas y emocionantes, llenas de dinamismo y suspense, consiguiendo que los ojos no puedan despegarse de las páginas. En el apartado gráfico, Manapul y Buccellato brillan a la altura habitual, entregando unas ilustraciones llenas de fuerza y gran belleza, con un estilo tan espectacular como agradable y que consiguen potenciar gracias a una magnífica estructuración de las viñetas. 

Flash: Avanzar supone un magnífico punto de inicio para una colección que promete grandes dosis de diversión, y una oportunidad dorada para todos aquellos que deseen incorporarse a las aventuras del velocista de Central City; pero ten cuidado, corres el riesgo de engancharte irremediablemente.

Anuncios