wenn21391321-620x400

por Pep Gimenez

Este 2016 se ha convertido en el año del regreso de Cheap Trick, una de las bandas más importantes de mi género musical favorito, el power pop. La banda de Rockford (Illinois) fue el primero en mezclar con éxito el poder melódico de los Beatles con un hard rock setentero próximo a Kiss y Grand Funk Railroad.

Ente finales de los 70 y principios de los 80, el grupo encadenó varios discazos que contienen himnos del calibre de “Surrender”, “I want you to want me”, “He´s a whore”, “Dream police”, “If you want my love”, “Southern girls”, “Come on, come on”…Además de publicar el “At Budokan” (Epic Records, 1978) unos de los mejores directos de la historia (posiblemente el segundo, solo por detrás del “It´s alive” de los Ramones).

Otra de las claves de su éxito fue Rick Nielsen, infravalorado guitarrista, mitad dibujo animando mitad coleccionista de guitarras de cinco mástiles, que ayudó a patentar y perfeccionar una formula (pop + hard rock) del cual han bebido grupos como Weezer, Redd Kross, Foo Fighters, Smashing Pumpkins o The Posies.

Coincidiendo con su entrada en el Rock and roll hall of fame, Cheap Trick acaban de publicar “Bang, zoom, crazy…Hello” (Big machine records), su nuevo disco, tras un parón de 7 años; y un trabajo que nos regala cancionzacas como “No direction home”, tema que triunfa gracias a su melodía guitarrera y un estribillo para corear bien fuerte en tu bar favorito.heap Trick han vuelto!, ¡y pretenden recuperar el trono del power pop!

¡Cheap Trick han vuelto!, ¡y pretenden recuperar el trono del power pop!

Anuncios