Weezer-L.A.-Girlz

por Pep Gimenez

Nunca perdimos la esperanza: puede que, durante varios años, sus fans tuviéramos que soportar una dura, y larga caminata, por un desierto hecho de discos que (siendo amables) se podían considerar “algo decepcionantes”; pero Weezer nunca se olvidaron de hacer temazos: “Dope Nose”, “Pefect Situation”, “Troublemaker” o “Memories” son mejores que la discografía entera de todos esos grupos australianos de pop psicodélico que tanto gustan ahora. 

Un día Rivers Cuomo comprendió que ya estaba harto de tanta música disco y tanta colaboración con raperos de tres al cuarto…Era el momento de volver a los orígenes, de recuperar todas esas guitarras distorsionadas ligando con melodías power poperas, de escribir canciones sobre jovenes fans japonesas que le están esperando al otro lado del océano, de hacer indie rock como solo los creadores de “Undone – The sweater song” saben hacer.

La primera luz al final del túnel fue “Everything will be alright in the end” (Republic Records, 2014), un disco algo irregular pero con algunas canciones brillantes: “Lonely girl”, “The british are coming”…Y, sobre todo, ese maravilloso dueto con Beth Cosentino (Best Coast) que es “Go away”, una cumbre del indie pop.

Ahora Weezer han recuperado la tradición de nombrar a su disco con un color: es el turno del “White Album” (Crush Music, Atlantic, 2016), y, dentro de él, nos vamos a encontrar con sus experiencias en esa ciudad de extraña luminosidad que es Los Ángeles

La verdad es que esta nueva etapa no comenzó con buen pie: el primer single, “Thank God for girls” parece un regreso a los peores vicios de la época “Ratitude” (DGC Records, 2009), pero entonces todo mejoró: el siguiente adelanto del disco, “Do you wanna get high?”, recuperó del sonido hiriente de “Pinkerton” (DGC Records, 1996), mientras que “King of the world” y “California kids” son puro punk pop heredero del “Green Album” (Universal, 2001).

Y entonces llegó “L.A. Girlz”, la mejor canción de amor que vas a escuchar en este 2016, la heredera de “Susanne”:

NOTA: EL texto lo he sido escrito antes de escuchar el nuevo disco, por si os interesa: “Wind in our sail” y “Jacked up” son flojitas, “(Girl we got a) Good Thing” os molará si os gusta Rooney, Phantom Planet y el power pop blandito de principios de los 2000…Y “Endless bummer” es una maravilla y la suma perfecta entre “Only in dreams”, los Beach Boys y Cheap Trick.

Anuncios