Sharknado-2

por Pep Gimenez

Hay vida más allá de las glamourosas luces de Hollywood: una tierra maravillosa donde las películas están protagonizadas por tiburones voladores hechos con el photoshop más barato del mundo, y las actrices son chicas en bikinis que solo saben gritar mientras enseñan sus atributos…Aunque también se pasean viejas estrellas en decadencia que hacen cualquier cosa para poder llegar a fin de mes, y los directores se saltan cualquier norma cinematográfica debido a que están poseídos por un anárquico espíritu punk (o, también, por simple ineptitud). Es un cine del que casi nunca se habla en los medios de comunicación generalistas…Y, sin embargo, cualquier tarde de sábado o domingo te puedes encontrar con algunas de estas películas emitiéndose en un canal de televisión, mientras que los pocos videoclubs supervivientes están llenos de dvds o vhs con títulos como “Ghost Shark” (Griff E. Furst, 2013) o “Robots Asesinos” (Jim Wynorski, 1986)

Estamos hablando de un universo cinematográfico fascinante, tan lejano pero a la vez tan cercano, en el cual Ángel Ferris y Núria Fontanet, autores de libros como “Hombres Lobo. La Antigua Maldición de La Luna” (Quarentena Ediciones, 2011) o “Más de 200 Películas que No Deberías Ver Antes de Morir (Quarentena Ediciones, 2012), nos invitan a recorrer en “Cine Trash. El Alimento de Los Dioses (Una mirada a las películas de serie B y Z)” (Quarentena Ediciones, 2015), un estupendo viaje al sótano (más divertido) del Séptimo Arte.

En el libro podemos encontrar reseñas de 300 películas encuadradas en diferentes apartados: tiburones, serpientes, Slasher Films, producción española…Son textos que no dudan en señalar los peores (y más cutres) aspectos de cada uno de esos títulos (dirección inexistente, historias aburridas, actores mediocres…) pero al mismo tiempo celebran este tipo de cine, es decir Fast Food cinematográfico (igual de “nutritivo”, e igual de riquísimo…Algunas veces). Ángel Ferris y Núria Fontanet acaban trazando una historia del universo de la Serie B y Z: en las reseñas nos encontramos con películas pertenecientes a la década de los 60 y 70, cuando los efectos especiales se hacían de manera artesanal y todas esas obras acababan en el circuito de Grindhouse (salas pequeñas y en pésimas condiciones donde se programaban sesiones dobles); pero también viajamos a los 80, la época dorada de los videoclubs y de productoras como Full Moon…Para acabar contemplando el actual reinado de The Asylum y las producciones para el canal Syfy llenas de bichejos digitales.

“Cine Trash. El Alimento de Los Dioses (Una mirada a las películas de serie B y Z)” se revela como un libro imprescindible, que debe adquirir todo fan de un tipo de cine que huye de las mega explosiones de Michael Bay y las grandes producciones de Steven Spielberg… Para abrazar las locuras sin sentido de Fred Olen Ray y Uwe Boll mientras nada en un mar de cochambrosas imitaciones italianas (¡¡¡Tiburon 3, L´Ultimo Squalo!!!), e intenta comprender el final de “Tuno Negro”. Así que no lo dudes, píllate este libro, llama a tus colegas,y prepara una noche de cerveza, pizzas, risas…Y pelis malas pero maravillosas.

5 títulos que no debes perderte

1 The Killer Shrews (Ray Kellog, 1959)

Clásico del cine de serie Z: su director Ray Kellog (uno de los responsables de “Boinas Verdes”, peli de carácter fascista ideada por John Wayne) se encargó de llevar a la pantalla la historia de unos pobres desgraciados que llegan hasta un remota isla llena de musarañas gigantes creadas por un científico…Y para dar forma a esos monstruos, se le ocurrió la gran idea de coger a unos cuantos perros y disfrazarlos. Aun así, contiene algunos momentos de tensión y de terror bastante efectivos:

2 El Asesino de Muñecas (Miguel Madrid, 1974)

Estamos ante una de las películas más locas y chifladas del cine español: una de las pocas cintas dirigidas por Miguel Madrid (en este caso, firmando con el seudónimo de Michael Skaife), y que mezcla Giallo, iconografía Pop, fetichismo, gore, travestismo, y la banda sonora del genial Alfonso G. Santisteban. Por supuesto, de visión obligada para todo aquel que quiera indagar en la historia alternativa del cine hecho en nuestro país:

3 Badi (Zafe Par, 1983)

¡Oh, Turquía!, maravilloso país entregado al cine de Serie Z más cutre: cualquier éxito de Hollywood habrá tenido su correspondiente copia turca, y en 1983 vio la luz “Badi”, “maravillosa” película nacida en torno al éxito de “E.T. El Extraterrestre” (Steven Spielberg, 1982). En esta ocasión el alienígena amigable es una especie de albóndiga gigante con patas que se tira pedos para poder defenderse, y que es capaz de volar con una especie de ¿carrito de la compra?. Pensándolo bien, “Badi” es bastante mejor que la peli de Spielberg:

4 Tuno Negro (Pedro L. Barbero, 2001)

El cine Slasher volvió a estar de moda gracias a cintas como “Scream. Vigila Quien Llama” (Wes Craven, 1996), y el cine español quiso subirse al carro de las películas con asesino enmascarado: por ejemplo, en “Tuno Negro” tenemos a un psicópata matando a los estudiantes que sacan malas notas…Desgraciadamente no es una versión gore de “Al Salir de Clase”, pero tiene a un casi cuarentón Jorge Sanz haciendo de joven universitario, algunos de los peores efectos especiales vistos en una producción hecha en nuestro país (la escena en la que asesinan al personaje interpretado por Sergio Pazos), y unos de los finales más inverosímiles vistos en una pantalla (provocando, a su vez, que el argumento de la película no tenga ninguna coherencia):

5 Mega Shark vs Giant Octopus (Jack Pérez, 2009)

Antes de que “Sharknado” (Anthony C. Ferrante, 2013) se convirtiera en la reina de las pelis cutres de tiburones, ese honor lo ocupaba “Mega Shark vs Giant Octopus”, una de las joyas de la corona de la productora de The Asylum (especialista en rodar copias baratas de éxitos cinematográficos a velocidad de vértigo). La cinta de Jack Pérez tienes momentos antológicos como, por ejemplo, una escena en la que el susodicho mega tiburón se pega un buen salto y se carga todo un avión comercial de un solo bocado:

Anuncios