a0786783432_10

por Pep Gimenez

Ya lo he dicho alguna vez, pero voy a insistir: al final solo importan las melodías, todo lo demás de igual: las modas pasajeras, los hypes musicales, el ruido mediático, los estilos, las peleas de rockstars en bares y antros…Incluso nosotros, los llamados “Periodistas Musicales”, no somos tan importantes como creemos…

Pero las melodías son otra cosa: es belleza pura capaz de conectar con lo mejor de cada uno.

Hace un par de días estaba de bajona por los típicos problemas superficiales que solemos tener los treintañeros que vivimos en el 1º Mundo, tonterías que se pueden olvidar con un par de cervezas y unos buenos discos. Normalmente en esos momentos con nubarrones en mi cabeza intento buscar el luminoso camino de la música: canciones que me recuerdan que siempre saldrá un sol después de una noche de mierda, que tengo amigos que me apoyan, que debemos aprender a disfrutar de todo lo que nos rodea y que, aunque ahora la odies, una vez fuiste feliz con esa ex con la que ahora no te hablas .

Melodías para sobrevivir a uno mismo.

Y Flipping Colors tienen un buen puñado de ellas:

“Selfish Shellfish Selfie” (Mascarpone Discos, Carmen Records, Discos de Perfil / 2015) comienza con un “Katana” que bien podría ser el hijo perdido de los Black Lips y  Royal Headache, además con una guitarra que se atreve a sonar, a la vez, salvaje y cristalina. Y ¿sabéis que?, me encanta ese sonido, porque eleva las canciones a un estado de ánimo donde la energía y la vitalidad parecen no tener fin: “Queen” los convierte en una versión garagera de The La´s y “Sunny Sun” es punk pop que te hace viajar a un playa de California (con esos coros-berridos que dulcifican el legado de los Black Flag).

“Highdrive” acelera a toda hostia (es la banda sonora perfecta para una noche de pogos en el antro más pequeño de la ciudad) mientras que, por otra parte, “We Fall Down” coge todo el punk neoyorkino (Ramones, Johnny Thunders and The Heartbreakers…) y le mete un par de revoluciones para acabar en un buena buena fiesta de noise-rock.

Estamos ante un grupo que logra hacer desaparecer nuestros problemas diarios durante un par de minutos, y de paso, nos coloca una buena sonrisa en la cara a base de Power Pop melódico y guitarrazos…Y eso dice más de la alta calidad de “Selfish Shellfish Selfie” que cualquier puntuación con estrellitas en una revista de tendencias.

*Flipping Colors actuarán este sábado, 12 de Septiembre, dentro de la 3ª Edición del Punch Fest junto a grupos como The Saurs, Jupiter Lion, Niña Coyote eta Chico Tornado…Para más información consulta la página del festival.  

Anuncios